17 de febrer de 2010

La pedagogia familiar dels Obama

M’ha fet gràcia llegir com a ca n’Obama tenen idees clares en matèria educativa: “les nenes no veuen la televisió durant la setmana” i “punt”, afirma el president. Aquesta declaració ha estat feta durant una entrevista a la revista “Essence”.

Segons el mandatari americà, aquesta mesura pot ajudar els fills a obtenir millors resultats acadèmics així que la primera cosa que fan Malia, d’onze anys, i Sasha, de vuit, són els deures escolars. Després de sopar poden llegir fins a l’hora de dormir, cap a les nou del vespre. Una altra tasca que fan a casa és fer-se cada dia el llit i preparar-se totes soles per anar a l’escola.

Barack Obama recomana també als pares que estiguin en contacte amb el professorat dels fills i es vanta de no haver faltat mai a cap reunió amb els tutors de les seves filles malgrat les obligacions del càrrec.

Una manera de fer.

4 comentaris:

Anònim ha dit...

El Sr. Obama no deja ver la televisión a sus hijas y punto.
Clamemos al cielo! Acudamos en favor de estas pobres criaturas! "Via fora"! Dónde están los servicios de protección del menor ante tal abusivo, injusto e injustificable atropello a la libertad individual? A qué se debe semejante abuso parental? Augurio de denuncia, anuncio de sangre.
En fin, que más decir sobre la televisión. Ente concebido para entretener e informar, en el que, desde su más tierna infancia, sus órganos vitales, las cadenas, regurgitan al denominado universo etéreo su particular síndrome de Diógenes. Emisión de residuos “para todos los públicos” al respetable cada vez menos respetado. Todo es vendible, todo vale. Enorgullecidos están sus dirigentes ahogados en beneficios, como así sus gentes, propios y vecinos. Así, muchas familias aparcan su mente, sin pagar zona azul, ajenos a todo y a nada. Con actitudes así, estamos creando y alimentando mentes coprófagas.
Grande Obama!
La dureza de mis palabras bien invita a reflexionar:
Tutelamos lo que vemos? Somos capaces de identificar y explicar razonadamente los engaños y emboscadas éticas que la televisión nos ofrece? Somos capaces de practicar el saludable deporte neuronal consistente en apretar el off cuando la miseria contenida sobrepasa el umbral fijado en la definición de ser humano?
Bien podría extenderme, así como empalmar el hilo conductor a internet, messengers, facebooks y demás alimañas depredadoras de libertad. Simplemente, me despediré no sin antes “donar una forta abrasada a en Jordi, qui fa moltes llunes va esser professor meu” y reflejar una cita de un gran amigo mío y seguro que de muchos, Fermín Romero de Torres (la sombra del viento):
"La televisión amigo Daniel, es el Anticristo y le digo yo que bastarán tres o cuatro generaciones para que la gente ya no sepa tirarse pedos por su cuenta y el ser humano vuelva a la caverna, a la barbarie medieval, y a estados de imbecilidad que ya superó la babosa allá por el pleistoceno. Este mundo no se morirá de una bomba atómica como dicen los diarios, se morirá de risa, de banalidad, haciendo un chiste de todo, y además un chiste malo."
Pedro J. Sánchez T.

Unknown ha dit...

Pues lo que a mi gusto sobra de la frase del Presidente es el "y punto". Vamos, que un "y punto" desmerece cuanto le preceda siempre. Sr. Obama, la autoridad se gana, no se impone (ni siquiera en tu propia casa).

monty ha dit...

Del Señor Obama admiro que no haya perdido el sentido común, el menos común de todos los sentidos. Me gusta que lo aplique en su hogar y deseo que no olvide en la Casa Blanca. Por lo que a notas se refiere las niñas Obama prometen, y seguro ya ofrecen a su padres buenos resultados académicos.

En la República de mi casa, apostamos por el PACTO en algunos casos sobretodo con preadolescentes. ¡Funciona!

El "Y punto" mal sonante y dictaorial del señor Obama,en realidad es un No, algo que no tiene opción a cambiarse por otra cos. Este seguro que no falla, aún siendo palabra negativa, autoritaria y denota falta de libertad.

Nos guste o no a veces no queda otro remedio que recurrir al No de las primeras rabietas y prometernos que el primer No, no será en la Adolescencia. ¡Por el bien de ellos!

¿Y la libertad?, la capacidad de elección ¿cuando? Desde mi punto de vista siempre pero no en todo, de momento.

Una madre.

Montse ha dit...

Vaya, discrepo con Una madre.

No concibo las notas para “ofrecerlas” a los padres. Llegará un día que no sabrán si son médico porque querían serlo o porque era la ilusión de sus padres.

El PACTO implica un razonamiento. A menos que un pacto para ti sea conseguir que acepten menos de lo que piden sin que se pregunten y valoren los puntos a favor y en contra para entender y asumir como propio que la conclusión es razonable para ambas partes.

Un Y PUNTO nunca será en realidad un NO. Un Y punto es un no sin explicaciones. Las explicaciones detrás de un NO hacen innecesario el Y PUNTO. Cuando alguien te dice Y PUNTO muestra, aunque sea a su hijo, su incapacidad para vertir argumentos. A los 5 años no te cuestionarán el y punto, a los 15 te lo cuestionarán y te pondrán un adjetivo que no te gustará. Si no te lo cuestionan preocúpate porque habrás hecho niños sin criterio y lo mismo que les convences tu con un y punto les convencerá otro.

A los dos últimos párrafos nada que objetar si no le hubieran precedido los otros tres, claro está.

"Otra madre"

El rendiment acadèmic en temps de competències

L’èxit escolar no es pot basar només en els resultats acadèmics entesos com una nota que resumeix un trimestre o tot un curs. Ni tan sols ...